P.E.C.T.A.

Lanzan la pava desde el campanario de Cazalilla (Jaén) pese al aviso de sanción

La pava es arrojada, atada por las patas, a una plaza abarrotada de público que todos los años por San Blas espera hacerse con el animal, un acto que según la tradición conmemora el final de las disputas entre dos familias del pueblo.

Lanzan la pava desde el campanario de Cazalilla (Jaén) pese al aviso de sanción

La pava de Cazalilla (Jaén) ha vuelto a ser lanzada hoy desde el campanario de la iglesia de Santa María de la Magdalena de este pueblo en su fiesta de San Blas, pese a la sanción económica de 2.001 euros que se puso el pasado año a la persona que la arrojó.

Tras el lanzamiento, un joven de Cazalilla llamado Manuel, el mismo que la cogió el año pasado, ha sido el que ha conseguido atrapar a la pava, después de subirse junto a otros dos chicos al tejado de una casa de enfrente de la iglesia, hasta donde había conseguido llegar el animal.

La pava fue lanzada a las seis y media de la tarde ante cientos de personas que abarrotaban la plaza de Cazalilla, pueblo jiennense de unos 850 habitantes.

En la plaza había también agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil para supervisar que el animal no sufriera daños.

En abril de 2004, a instancias de la Asociación Nacional para la Protección y el Bienestar de los Animales (ANPBA), la Delegación de la Consejería de Agricultura en Jaén incoó un expediente sancionador contra el Ayuntamiento de Cazalilla por la conocida como "Fiesta de la pava".

La denuncia fue interpuesta por considerar que esta fiesta vulneraba la Ley de Protección Animal de Andalucía, al utilizar indebidamente un animal en un espectáculo público.

Esta denuncia acabó con una multa de 2.000 euros para el consistorio, pero en 2005 la pava volvió a ser lanzada y la ANPBA interpuso nuevamente una denuncia administrativa que acabó siendo archivada, aunque se abrió un expediente contra el particular que lanzó el animal.

En alguna ocasión el encargado de lanzar el animal lo ha hecho con la cara oculta, no fue así el año pasado, ni el anterior, siendo multados con 2.001 euros las personas que la lanzaron.

La pava es arrojada, atada por las patas, a una plaza abarrotada de público que todos los años por San Blas espera hacerse con el animal, un acto que según la tradición conmemora el final de las disputas entre dos familias del pueblo.

Envía una carta con tu opinión al Alcalde de Cazalilla (Jaén): cazalilla@promojaen.es

Seleccionar Todo
Estimado Sr.Alcalde:


Con indignación he recibido la noticia de que en su pueblo Cazalilla (Jaén) han vuelto a arrojar a la pava desde el campanario. Su activo apoyo al acto y la persistencia en tradiciones crueles con otros seres vivos es un lastre en este país.

Sepa que en nuestra sociedad actual no tienen cabida tradiciones como ésta que implican maltrato, cada vez más nos distanciamos de Europa y de la civilización y racionalidad de la que tanto nos jactamos.

Éste es un llamado a la razón y a la generosidad con otros seres vivos. Su hermoso pueblo no dejará de ser lo que es por dejar de torturar a un ser vivo, al contrario: serían pioneros suprimiendo esa fiesta e instaurando otros valores, más acordes a la globalidad y la cultura de la paz que todos deseamos.

Atentamente,

Nombre:

Apellidos:

Ciudad: