P.E.C.T.A.

Los cerdos se encuentran entre los animales más inteligentes que existen. Superando inclusive al perro y al igual que ellos son animales leales y amigables. Los cerdos naturalmente son limpios y evitan ensuciar en el lugar que viven, utilizan el barro para refrescarse y cuando pueden vivir lejos de las granjas porcinas disfrutan de horas jugando o tumbados al sol.
En la industria porcina moderna, los cerdos pasan su vida entera en sucios establos, sufriendo el constante estrés que produce el confinamiento y la privación de todo lo que naturalmente necesitan. Los cerdos son alejados de sus madres cuando tienen menos que un mes de edad; sus colas son cortadas al igual que algunos de sus dientes, y los machos son castrados sin ningún tipo de anestesia. Pasan toda su vida hacinados en diminutos establos de concreto.
Las hembras dedicadas a la crianza son confinadas en estrechas jaulas de metal. Durante su embarazo las hembras son mantenidas en la oscuridad y son alimentadas solamente cada tercer día, están prácticamente inmóviles sin ningún espacio para caminar, voltearse o poder limpiar y cuidar a sus recién nacidos. Poco después de parir, son inseminadas nuevamente para que sigan produciendo más animales. Este ciclo continúa por años, hasta que sus cuerpos finalmente quedan exhaustos y son enviadas al matadero.Para estos animales tan inteligentes, el intenso confinamiento causa inmenso estrés y aburrimiento. Sin poder hacer nada además de ver las rejas en frente suyo, estas cerdas madres se vuelven locas. Es normal que muestren comportamientos neuróticos como morder las rejas.
Normalmente la alimentación de cerdos se basa en el suministro de alimentos concentrados. Pero en Colombia algunas explotaciones ceban cerdos en parte con alimentos concentrados y en parte con desperdicios de industrias de lácteos, de cervecería, de galletería, residuos de mataderos, pastos de corte, leguminosas, papa, subproductos de otros cultivos y alimentos alternativos. Cuando llega la hora de morir en el matadero, estos inteligentes y sensibles animales son forzados a viajar kilómetros en camiones donde son empacados como si se tratara de cosas. Muchos animales mueren antes de llegar a destino, víctimas de la sed, calor o extremo frío.


Los puerquitos son retirados de sus madres a unos cuantos días de nacidos para convertirse en tocino y animal de cría. Los bebes cerdos son puestos en jaulas un poco mayores a su propio tamaño. Por lo general las jaulas son puestas una encima de otra por lo que el excremento de los que están arriba cae sobre los de abajo y esto provoca muchas infecciones. Uno por uno sufren un horrendo proceso; primero le cortan sus orejas, cortan sus colitas y les son arrancados los colmillos sin ningún tipo de anestesia.
Cuando tienen un tamaño muy grande para las jaulas, son colocados en pequeños establos hacinados con muchos otros cerdos, donde se les mantiene hasta que están lo suficientemente grandes para ir al matadero. Los animales no tienen prácticamente espacio para moverse, por lo que los cerdos en la industria porcina son forzados a vivir entre sus propios excrementos y vomito. Estas condiciones sumadas a la poca ventilación de los establos generan enfermedades. Problemas respiratorios son comunes por los altos niveles de humedad y gases tóxicos de los excrementos. A los cerdos se les alimenta con inmensas dosis de antibióticos para mantenerlos vivos en estas condiciones.
Debido a las enfermedades, la falta de espacio para ejercitarse y la manipulación genética que los forza a crecer más y más rápido, los cerdos frecuentemente desarrollan artritis y otros problemas en las articulaciones. Luego de meses en estas duras condiciones, los cerdos son forzados a entrar a los camiones, amontonados en estos camiones, se les lleva al matadero donde les espera una honorífica y agonizante muerte.


En el matadero se les lleva a un cajón metálico donde se insensibiliza mediante varios métodos, les dispara una puntilla en la cabeza con una pistola neumática, o se les coloca una descarga eléctrica en la cabeza. En mataderos menos tecnificados conocidos como planchones los cuales son la mayoría en Colombia, se utiliza un mazo para golpear al animal en la cabeza. En muchas ocasiones estos métodos son mal ejecutados lo que conlleva a más dolor para los animales. Luego se les cuelga de una pata trasera con un grillete y con un cuchillo se les corta las gargantas. De aquí se obtiene la sangre que será utilizada para la fabricación de morcillas y otros productos populares. En ocasiones los animales siguen concientes en este proceso.
Una vez extraída su sangre se les sumerge en tanques de agua hirviendo para eliminar los pelos. Se les descuartiza cortándoles el externon para extraerles las viseras. Se les cortan las patas y finalmente la cabeza. Las líneas de producción en los mataderos se mueven tan rápido que en ocasiones los cerdos siguen estando consientes y solo pueden observar impotentes al momento de ser descuartizados.
Tú puedes ayudar a evitar esta barbarie. Si quieres mas información sobre como ayudar a los animales revisa nuestra sección de Veganismo y nuestra guía de cómo empezar

Categories:

3 Responses so far.

  1. Anónimo says:

    joder...

  2. euro SnC says:

    Ya sabia que es uno de los animales mas inteligentes, pero quien le manda ser taaan sabroso.

  3. Que barbarie, los invito a no consumir carne de cerdo..